jueves, 28 de noviembre de 2013

UN DÍA DESPUÉS


Hoy la entrada en el colegio ha sido diferente, muy diferente. En todo el recinto se respiraba un vacío inmenso y según nos acercábamos a Secretaría ese vacío se iba haciendo más y más grande.

Nos faltaba Prado, nuestra administrativa. Nos faltaba su saludo de buenos días mientras encendía su ordenador, su sonrisa mientras unos profes y otros se acercan a saludar, a preguntar cualquier cosa del día, a hacer las fotocopias de última hora...

Nos faltaba su maravillosa disposición para siempre intentar echar una mano en todo, incluso en cosas que no eran de su competencia.

Nadie pone en duda su valía, su preparación, su capacidad para el desempeño de este puesto de trabajo que ha desempeñado más que eficientemente durante más de seis años.

¿Dónde está Prado? han preguntado los niños y niñas que se han acercado a su lugar de trabajo y sólo se han encontrado su silla vacía arrimada a su mesa con su ordenador apagado.

¿Cómo podemos explicarles que ya no está? ¿Cuál es la razón por la que ya no va a estar más aquí con nosotros?¿Cómo les decimos que la Administración ha decidido normalizar estos puestos de trabajo sin tener en cuenta a sus trabajadores? ¿Cómo les explicamos que aún no se sabe, que ni siquiera sabemos si podrán optar a ese proceso de selección con el que se cubrirán sus puestos?
¿Cómo les explicamos que durante todo este tiempo ha estado dando lo mejor de sí misma a cambio de una miseria de sueldo y siempre con una sonrisa para niños/as, familias, profesorado y cualquier persona que entrara dentro del centro, perteneciera o no a nuestra Comunidad Educativa?
¿Por qué se piensa tan pocas veces en los trabajadores? ¿Por qué tenemos la sensación que siempre aparecen situaciones contrapuestas a la hora de tomar este tipo de decisiones? ¿Por qué a estas alturas aun no se sabe nada y todos/as, tanto trabajadores/as como centros nos movemos dentro de una maraña de incertidumbre y oscurantismo?

Demasiadas preguntas. Pocas respuestas argumentadas que merezcan la aprobación de los diferentes colectivos. ¿Y al final qué? Tu sitio está vacío. 
Te echamos de menos Prado.

CEIP EL MANANTIAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada