lunes, 20 de enero de 2014

LIBRO DEL MES: ENERO 2014








Título: Los bárbaros
Autor: Alessandro Baricco
Editorial: Anagrama. Colecciñon Argumentos

Fecha de publicación: 2008





 Alessandro Baricco fue conocido popularmente en España a partir de la publicación de la sutil,
lacónica y exquisita novela titulada "Seda". Una novela de amor coral, disfrazada con historias de viajes sucesivos. Un autor arriesgado, como vuelve a demostrar en el libro que presentamos aquí, en el que a través de una serie de artículos publicados en el Diario La República, durante el año 2006, con una intención de continuidad entre ellos, para concluir con la publicación final de un libro, se propone DESCRIBIR el indudable cambio cultural, de largo alcance, que estamos experimentando.

Creo que es indudable la constatación de que la civilización occidental se encuentra en pleno proceso de cambio o mutación (como dice el título del libro) que afecta no sólo a todo tipo de creación cultural, sino también, y sobre todo, a nuestra vida cotidiana en la medida que está cambiando nuestras formas de consumo cultural, la valoración de la cultura en sí misma e incluso la relación con nuestra propia historia. Baricco, de forma provocativa, utiliza el término que de forma recurrente y diversa, desde posiciones de la cultura oficial o tradicional, se ha venido utilizando para referirse a este tipo de cambios: Los bárbaros. Lo que tiene evocaciones históricas evidentes.
Desde las invasiones bárbaras del Imperio Romano, quintaesencia de poder y cultura, en los siglos IV y V, hay que recordar que lo pueblos, referidos con esta denominación, fueron despreciados por los romanos, aunque posteriormente, el imperio sucumbió, unas veces, y pactó otras con aquellos que provenían del norte. Con ese mismo sentido despreciativo y de complejo de superioridad, se ha generalizado el término para definir la oleada de cambios culturales de nuestros tiempos protagonizados, fundamentalmente, por los jóvenes y asociados, entre otras cosas, con la revolución tecnológica (internet, móviles, videoconsolas, tabletas....). Por este motivo, en cine, libros o prensa, vienen apareciendo referencias a las invasiones bárbaras, a que vienen los bárbaros, o, de forma más implícita, "no pongas tus sucias manos sobre Mozart", como decía un famoso artículo de Manuel Vicent.
El autor de “Los Bárbaros, ensayo sobre una mutación”, se propone, sin entrar en valorar el cambio (lo cual puede ser uno de los punto débiles del libro y así lo reconoce él mismo), describir en qué consiste la mutación que está dando lugar a modificaciones profundas en hábitos, actitudes, formas de pensamiento y nuevos lenguajes, caracterizarla con precisión y con la conciencia de que el cambio es inevitable, que traerá cosas nuevas y transmutará las que se conserven, ¡que nada quedará igual! Y lo hace no sólo con una escritura ágil, divertida, mitad literaria y mitad periodística, sino usando ejemplos de la vida cotidiana en los que realmente pueden detectarse los esenciales rasgos de este cambio vital: el vino, el fútbol, Google y, por añadidura, los libros, la democracia o la educación.
Al final, logra Baricco su propósito. Caracteriza con precisión los rasgos de los nuevos paradigmas culturales de "los bárbaros", a saber: "la superficie en vez de la profundidad, la velocidad en vez de la reflexión, las secuencias en vez del análisis , el surf en vez de la profundización, la comunicación en vez de la expresión, el multitasking en vez de la especialización, el placer en vez del esfuerzo. Un desmantelamiento sistemático de todas las herramientas mentales que heredamos de la cultura decimonónica, romántica y burguesa. Hasta el punto más escandaloso: la brusca laicización de cualquier clase de gesto, el ataque frontal a la sacralidad del alma, sea lo que sea lo que ésta signifique."(Página. 209).
La verdad es que el autor italiano no está diciendo cosas radicalmente nuevas. Cuando se refiere a la decisión sobre el legado que debemos mantener, sobre aquellos que consideremos valioso, sin citarla explícitamente, resuenan ecos de las ideas de Hannah Arendt, en sus escritos sobre educación de los años 50, en los que hablaba, entre otras cosas, de la especial relación con el pasado que tiene el maestro, de la herencia que protege, ya que la escuela representa para el alumno la depositaria del pasado y todo lo valioso que hay en él y merece ser transmitido. Por otra parte, cuando habla como uno de los factores que está contribuyendo al triunfo de los bárbaros, el acceso de gran parte de los seres humanos a "la praxis del deseo y el consumo", ahí encontramos resonancias de Ortega y Gasset en su obra profética, La rebelión de las masas.
En sus páginas finales, Baricco avanza una idea clave para los que nos dedicamos a la educación. Dado que los bárbaros no sólo aportan novedades sino que, y eso es lo más importante, están transmutando nuestra cultura en todas sus manifestaciones, el autor nos convoca a todos los que somos herederos, transmisores y defensores de esa cultura europea tradicional, es decir, a los que nos dedicamos, de una u otra forma, a la educación, a que debemos definir qué es lo que queremos conservar, aún a sabiendas de que no se conservará tal cual, sino que indefectiblemente mutará. Importantísima esa tarea y comprometedora para los educadores. Porque, en definitiva, lo que decidimos conservar es también lo que decidimos transmitir a las nuevas generaciones. Éste es un papel fundamental de la escuela, por lo que debe plantearse como reflexión importante para los que trabajamos en ella. Pero ¡atención!, el autor defiende que la invasión bárbara es inevitable, como lo fue para el imperio chino a pesar de la Muralla construida para evitarla, lo que tenemos que decidir es que conservar, para posteriormente aceptar incluso la mutación de la herencia. Otros autores como Eulalia Bosch ("Un lugar llamado escuela", "¿Quién educa a quién? Educación y vida cotidiana"), también han subrayado y reclamado siempre la respuesta educativa a la cuestión planteada en el sabroso texto que referenciamos.
Una muestra más de que nos encontramos ante un fenómeno global y sistémico, es que se ha mostrado en otras artes. En concreto, una película mostró, de forma sarcástica y a la vez tierna, a través de la vida de una familia y sus amigos, cómo viviríamos o deberíamos vivir los cambios que ya se adivinaban en el horizonte. Se trata de "Las invasiones bárbaras", película francesa de 2004 que tendremos ocasión de ver y debatir en el próximo cine fórum, organizado por Bormujos Educa el 23 de Enero en el CEIP “Clara Campoamor”. Allí seguiremos con la reflexión y el debate y las ideas del libro de Baricco rondarán, con toda seguridad, sobre nuestras cabezas.


 Grupo TIC de Bormujos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada